Inicio Ciencia y Salud Nuevo estudio para tratar el ictus muestra ‘resultados prometedores’

Nuevo estudio para tratar el ictus muestra ‘resultados prometedores’

por Alberto Gil
Tratamiento ictus

El Instituto de Investigación Sanitaria (Idis) de Santiago de Compostela han logrado una serie de resultados “muy prometedores” con un nuevo tratamiento testado en dolientes de ictus.

En un comunicado, el Instituto de Investigación Sanitaria, perteneciente al Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (Chus), ha informado de que el trabajo se ha publicado en la revista oficial de la Sociedad Americana de Neurología ‘Annals of Neurology’ con el título ‘Validación clínica del atrapamiento de glutamato en sangre en el ictus isquémico’.

Concretamente, han sido los investigadores del laboratorio de neurociencias de este Instituto quienes han logrado estos resultados. Y es que este grupo de investigadores ha trabajado desde hace años con el objetivo de encontrar un fármaco que pueda ayudar a reducir las lesiones neuronales tras un ictus. Los tratamientos actuales apenas pueden beneficiar a casi el 20 por ciento de los enfermos.

En este contexto, el reto era obtener una estrategia terapéutica que se pudiese aplicar incluso antes de la llegada del paciente a un hospital, es decir, que se pudiese tratar en un centro de salud o en un transporte sanitario, “ya que poder administrar un tratamiento en las primeras horas es vital para reducir secuelas y mismo para la supervivencia”, indica el Idis.

El estudio publicado se enfoca en el bloqueo de un compuesto llamado glutamato y que está asociado al daño neuronal tras el ictus. En la investigación, se probó esta terapia en una población de 50 pacientes.

“Aunque este número fue reducido, los resultados que obtuvimos demuestran que esta estrategia presenta altas expectativas de convertirse en un futuro tratamiento”, ha subrayado el doctor investigador Francisco Campo.

Por su parte, recientemente se ha publicado otro estudio que señala que la vitamina D no protege a las personas que padecen alzheimer, demencia, parkinson o esclerosis múltiple. Esta es la conclusión de una nueva investigación desarrollada por científicos australianos y que ha sido publicado en la revista científica Nutritional Neuroscience.

 

Noticias relacionadas

Dejar un comentario