Inicio Ciencia y Salud Alimentos que generan dudas sobre si son aptos para celíacos

Alimentos que generan dudas sobre si son aptos para celíacos

por Alberto Gil
Alimentos dudosos de gluten

Intolerancia al gluten, celiaquía, enfermedad celiaca. Son algunos de los nombres con los que se conoce una enfermedad, más incómoda que grave, y cuyos síntomas varían desde molestos problemas intestinales y retraso en el crecimiento corporal por la dificultad para absorber y digerir los alimentos, hasta la total ausencia de síntomas.

La enfermedad celiaca o intolerancia al gluten viene a ser como una alergia que, en vez de provocar ronchas en la piel, o picor en la nariz y estornudos al llegar la primavera, produce sus síntomas en el intestino.

En concreto y como señala la Federación de Asociaciones de Celiacos de España:

La Enfermedad Celiaca (EC) es una enfermedad multisistémica con base autoinmune provocada por el gluten y prolaminas relacionadas, en individuos genéticamente susceptibles, y se caracteriza por la presencia de una combinación variable de: manifestaciones clínicas dependientes del gluten, anticuerpos específicos de EC, haplotipos HLA DQ2 o DQ8 y enteropatía.

Alimentos que generan dudas entre celiacos

Free gluten

También existen una serie de alimentos que en ocasiones suelen generar duda sobre si son aptos para celiacos o no. Por lo que no se termina el problema únicamente suprimiendo el pan de la dieta. Existe gluten en una gran cantidad de productos alimenticios manufacturados, en muchas ocasiones insospechados como:

  • Chocolates, café y bebidas de máquina.
  • Salsas y patés.
  • Sopas preparadas.
  • Pastas de sopa.
  • Congelados rebozados y albóndigas preparadas.

Además, hay que prestar especial atención a las golosinas y caramelos, salchichas y mortadela, colorantes alimentarios, helados, y todos a todos aquellos quesos fundidos y quesos especiales para pizza.

Los celiacos deben sentirse siempre recelosos de los alimentos preparados y deben investigar su composición. Hoy ya podemos encontrar una gran variedad de alimentos sin gluten, especificados mediante la famosa etiqueta de la espiga cruzada con una línea. También es cierto que ya podemos encontrar en empresas de comida preparada a domicilio que hacen especial hincapié en los productos y alimentos sin gluten; por ejemplo,  compra en Just Eat tu comida sin gluten, y disfruta de una gran variedad de alimentos aptos para celiacos.

Cómo combate el cuerpo el gluten

El gluten es una proteína presente en cereales como el trigo, centeno, cebada y avena. Una fracción de esta proteína, denominada gliadina, es la responsable de provocar la reacción del organismo que originará la enfermedad celiaca. Si el cuerpo no reconoce y acepta esta fracción del gluten, el sistema inmunitario comienza a desarrollar anticuerpos contra la gliadina y se ponen en marcha los mecanismos inmunológicos habituales para eliminar toda sustancia extraña.

Cada vez que el paciente come algún alimento con gluten, el cuerpo intenta eliminarlo y su lucha para eliminar esta sustancia se desarrolla en el tubo digestivo. Como resultado de estas peleas intestinas, el campo de batalla, es decir, la mucosa intestinal, queda dañado y destruido, perdiendo así toda o parte de su capacidad para absorber los alimentos.

Síntomas del consumo de gluten por un celiaco

Las consecuencias de una insuficiente absorción de la proteína del gluten son: crecimiento lento, anemias, malas digestiones con abundante fermentación y producción de gases y pérdida de proteínas.

Es característico además el mal humor y carácter irritable que muchos de estos niños muestran y que remite tan pronto se inicia el tratamiento correcto. El diagnóstico último reside en el análisis microscópico de una pequeña muestra de la mucosa intestinal, obtenida por medio de un sistema que permite obviar la intervención quirúrgica, y en la que se evidencia la gravedad o levedad de los daños producidos.

El tratamiento es simple y efectivo: hay que evitar los alimentos que contengan gluten. Una vez la sustancia ofensiva deja de ser ingerida, el cuerpo se encuentra sin enemigo con quien luchar, la paz llega a la mucosa intestinal y en el antiguo campo de batalla comienzan a crecer de nuevo las tan necesarias “vellosidades intestinales”, que, como el césped de un prado, recubren el interior del intestino sano.

Tan pronto se inicia una alimentación sin gluten, el paciente mejora rápidamente, crece, engorda y su anemia desaparece. Siguiendo un simple régimen se mantendrá de por vida tan sano y activo como el resto de las personas.

Noticias relacionadas

Dejar un comentario