Inicio Entretenimiento El Brujo llega a Madrid con su reflexión sobre la tragedia griega

El Brujo llega a Madrid con su reflexión sobre la tragedia griega

por Silvia García
El Brujo. Teatro

Rafael Álvarez ‘El Brujo’ llega esta semana al Teatro de Bellas Artes de Madrid con ‘Esquilo. Nacimiento y muerte de la tragedia’, una «reflexión» sobre la tragedia griega entre lo «grotesco» y el «humor», según ha explicado el actor este jueves durante la presentación en Madrid.

El Brujo (Lucena, Córdoba, 1950) presentó este proyecto hace dos años en el Festival de Mérida y recupera el concepto de Esquilo dentro del pensamiento de Nietzsche, que representa «lo más arcaico de la tragedia griega, donde el teatro se convierte en un un ritual terapéutico».

Según ha indicado, para esta obra se ha «dejado llevar» por dos textos: ‘El nacimiento de la tragedia’, de Nietzsche, «reprobado por la comunidad académica de su época como libro poco científico» que el filósofo escribió cuando tenía 23 años, y ‘La muerte de la tragedia’, de George Steiner, «un gran conocedor de la literatura de todos los tiempos».

La obra se presenta como «una especie de conferencia un poco grotesca, de show man y de humor pero que en el fondo es una reflexión acerca de la tragedia griega». En esta reflexión, «Esquilo representa la pureza, la esencia, siguiendo el pensamiento de Nietzsche frente a la evolución posterior en los otros grandes trágicos en los que ya aparece el teatro como un producto».

La obra, estrenada en la 64 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, regresó en 2019 para recalar esta vez en las extensiones ubicadas en las localidades de Cáparra (Cáceres) y Medellín (Badajoz) y ahora en Madrid, en el Teatro Bellas Artes, donde estará hasta el 5 de abril.

«Es una conferencia. Hace muchos años di una conferencia en la plaza del pueblo sobre los romanos, la conferencia era una parodia, un pretexto para hacer teatro. Ahora es todo lo contrario, el pretexto es el teatro para dar una conferencia sobre el espíritu antiguo de la tragedia que representa Esquilo», explica el actor y director.

De esta forma, y como ya hiciera en sus anteriores montajes, El Brujo continúa explorando en la línea de trabajo basada en el «actor solista», tradición europea que se remonta a los juglares antiguos y cuyo exponente más prestigioso es el premio Nobel Darío Fo.

Según ha explicado, en esta obra la música «juega un papel decisivo» y contará con teclado, violón y sitar hindú, a cargo de Javier Alejandro.

Noticias relacionadas

Dejar un comentario