Inicio Sociedad Se reactiva con fuerza el mercado inmobiliario en la costa española

Se reactiva con fuerza el mercado inmobiliario en la costa española

por Alberto Gil
Crecimiento urbanizacion Espana

La crisis económica que se inició en 2008 provocó un intenso proceso de parálisis de urbanización y construcción en España, especialmente en el litoral español. Sin embargo, posiblemente estamos asistiendo a una reanudación de la construcción de vivienda nueva en el litoral español y especialmente en Cataluña.

Por su parte, los bajos tipos de interés están permitiendo que aumenten la capacidad de las  familias  para  la  compra  de  vivienda calculada  en  posibilidad  de  pago  de  la  cuota  mensual  hipotecaria.

A su vez, esto se ve acompañado por una mejora en la situación  económica en España, así como la  aparición  y  consolidación  de comportamientos  sociales  que  favorecen  el  aumento  de  la  demanda  de  vivienda  en amplias zonas del litoral y la región catalana, especialmente en la compra de casas de lujo en Barcelona.

Igualmente, el desarrollo inmobiliario se ha convertido en España en uno de los pilares del crecimiento de las economías urbanas. Los mercados inmobiliarios en las ciudades son uno de los principales vehículos de acumulación de capital. Además, el crecimiento del sector es considerado como fundamental para explicar el dinamismo económico actual y, por ello, todas las medidas que lo apuntalan y fortalecen son respaldadas.

No hay que olvidar que empresarios del sector y políticos destacan su contribución a la creación de empleo, a una mayor recaudación fiscal y al impulso de la actividad turística. En el ámbito europeo y catalán el impulso dado al crecimiento del sector inmobiliario es notable y evidente.

El litotal español y Cataluña vuelven así a experimentar un nuevo crecimiento inmobiliario, con una mayor tendencia en las ventas. Esto se ve a su vez acompañado por el atractivo de formas de consumo del tiempo libre basadas en el uso de alojamiento no comercial para desarrollar prácticas inequívocamente turísticas (veraneo, fines de semana, etc.), o la aparición de  nuevas  formas  de  movilidad  por  parte  de  extranjeros  y  españoles,  que retirados  o  activos  en  ciertos  sectores  de  la  economía,  desean  vivir  durante  gran  parte del  año  fuera  de  su  espacio  de  vida  habitual.

Por otro lado, cabe mencionar que el modelo urbano de Florida ha sido la referencia utilizada con frecuencia en el litoral español para justificar la necesidad de promover un crecimiento basado en las residencias unifamiliares, y de hecho el estado norteamericano es un verdadero territorio experimental en la creación de singulares formas de agrupación de este tipo de viviendas.

Las abultadas cifras de crecimiento poblacional y la tendencia a la litoralización demográfica son procesos muy semejantes a los que se  han producido en las provincias costeras españolas más dinámicas, especialmente las situadas en el Sureste de la Península (Alicante, Murcia y Almería) que en los primeros cinco años del  siglo  XXI  reflejaron  un  incremento  poblacional  superior  al  2,0%  anual.

Por todo ello, la costa mediterránea española y Cataluña está experimentando un fuerte crecimiento urbano. El proceso de globalización económica ha tenido un impacto muy importante sobre las inversiones inmobiliarias, especialmente en las casas de lujo.

De hecho, el aumento en la producción de viviendas tiene que ser entendido también haciendo referencia a otras inversiones de gentes del Reino Unido, Alemania y otros países europeos occidentales, quienes adquieren cada año miles de nuevas viviendas, convirtiéndose en uno más de los factores que alimentan el crecimiento urbano.

Noticias relacionadas

Dejar un comentario